Viajing.

Mi vida cambia en un viaje a Coimbra

19 febrero, 2015
Mi vida cambia en un viaje a Coimbra

Coimbra

Nunca pensé que presentarme al acceso a la Universidad para mayores de 25 años en Madrid iba a cambiar tanto mi vida. Os contaré porque. Tengo 30 años, pertenezco a esa generación que cuando era adolescente vivió el boom inmobiliario en España. La famosa burbuja en la que los políticos de este país nos hicieron pensar que todo era maravilloso y de color de oro. Pues bien, cometí la torpeza de dejar los estudios cuando tenía 20 años. Craso error. Decidí meterme a ayudante de mi padre en su constructora. Era dinero rápido y mucho. Así tenía el bolsillo lleno para mis vicios. Pero todos sabemos cómo acabó la cosa…¿no? Pues nada que decir.

Con el paso del tiempo me vi sin apenas preparación, y lo más curioso es que yo valía para estudiar. De ahí que el disgusto de mi familia, sobre todo de mi madre, fue mayúsculo. Así que me decidió a volver a la Universidad. Y como lo hice pues a través de curso de acceso a la universidad para mayores de 25 en Madrid. Me apunté a Turismo y la verdad es que estoy muy contento. Hasta el punto que uno de mis viajes ha cambiado mi vida.

Decidí acudir una semana a Coimbra, en Portugal, ya que tenía a un amigo mío estudiando allí. Es una ciudad muy recomendable. Es una pequeña ciudad que escala una colina a orillas del río Mondego. En lo más alto de la colina está la Universidad. Descendiendo desde la Universidad vemos una madeja de calles que rodean la Vieja Catedral hasta llegar al río, o orillas del cual está la Baixa, la principal zona comercial de la ciudad. Al oeste del casco histórico está Rua Visconde da Luz y a continuación Largo da Portagem, una calle repleta de cafeterías.

Merece la pena ver la impresionante fachada de la Iglesia de Santa Cruz. El interior también merece una visita detenida a sus paredes azulejadas. La iglesia se construyó como monasterio en el siglo XII y fue enriquecida entre los siglos XVI y XVIII. Si vas con niños es ideal, entre el viejo y el nuevo convento de Santa Clara está el parque temático Portugal dos Pequenitos donde hay zonas para jugar con los niños y edificios a escala que representan los iconos arquitectónicos de Portugal. En el antiguo palacio donde vivía el Arzobispo de Coimbra está el mayor museo de Coimbra: el museo Machado de Castro. Exhibe un conjunto de obras de arte y escultura de las épocas medieval y del Renacimiento.

Esto es lo más destacado de ver. Pero mi vida cambió en tierras lusas ya que conoció a la que es hoy casi mi mujer. Mónica. Otra joven española que también vivía donde mi amigo y que me enamoré de ella, en cuanto la vi. Ahora agradezco haber cambiado de una forma tan radical mi vida, y sobre todo, haberme bajado de aquel andamio, que durante unos años de mi vida me robó mi libertad.

Aunque pueda parecer que este acceso a universidad para mayores de 25 años en Madrid es una pérdida de tiempo, todo lo contrario. Si no, aquí tienes mi caso para comprobar cómo te cambia la vida.

Deja un comentario