Cómo elegir casa rural

El turismo rural esta en auge, de moda y expansión. Las casas rurales son el destino de muchos viajeros durante todo el año. Si algo bueno tiene el turismo rural es que ofrece posibilidades diferentes a razón de la época del año. Los destinos son prácticamente infinitos, existen casas rurales de campo, de playa, montaña… Cada uno con unas condiciones y características diferentes.

A la hora de elegir tu destino rural, debes tener en cuenta la climatología de la zona. No solo para saber la ropa y accesorios que debes llevar en tu maleta, también para tener claro el tipo de casa rural que eliges. No es lo mismo, alquilar una casa en la playa que en lo alto de la sierra. Las calidades y el aislamiento de la vivienda deben ir acordes de la climatología y sus posibles adversidades.

Como nos cuentan los expertos de Cubiertas Estévez, un buen tejado puede evitar muchos problemas: goteras, caídas de techo, corrientes…Es fundamental que las casas rurales, cuenten con un buen aislamiento tanto en las paredes como en la cubierta. Lo mejor de todo es que no es necesario romper la estética de esas viviendas puesto que existen materiales de todo tipo y aptos para cada estilo.

Teniendo en cuenta que la casa debe estar en perfectas condiciones de aislamiento y mantenimiento, la elección de la que mas se adapte a las necesidades personales y el momento no es una tarea fácil.

Existen más aspectos a tener en cuenta para elegir ese destino ideal para desconectar unos días y alejarse del mundanal ruido. Pues cierto es que una de las razones que más llevan a la escapada rural, es alejarse de la civilización y la urbe.

Ya has dado el paso de elegir tipo de vacaciones, en este caso, escapada rural y ya sabes que tienes que tener muy presente que las condiciones de la vivienda en la que vayas a alojarte, han de ser adecuadas a la climatología. Ahora, toca elegir destino.

Eso dependerá de las pretensiones de la escapada rural: sola (o solo), en pareja, con amigos, familia, diversión, aventura, naturaleza, relax… Son tantas las posibilidades y las opciones que cuesta decidirse por una de ellas. Lo mejor es que puedes encontrar combinaciones de todo ello.

Factores a tener en cuenta

Cada quien sabe cuales son sus necesidades y sus posibilidades por lo que no hay regla escrita ni norma a seguir a la hora de tomar cierto tipo de decisiones. Sin embargo, si pueden surgir dudas y en ese caso, algo de información para aclararse las ideas, siempre es bienvenida.

Con el paso de los años y el esplendor que viven los alojamientos rurales, es fácil perderse entre la oferta y variedad de opciones. Cuanto antes buscabas un alojamiento rural, era suficiente con que la casa tuviera un acceso y ese aire rustico que tan difícil era encontrar. Actualmente, puedes encontrar alojamientos rurales con unos excelentes acabados y mobiliarios de lujo inimaginables hace unos años.

Para poder conocer de un vistazo la categoría de una casa rural se crearon las Estrellas Verdes que actúan del mismo modo que las estrellas de un hotel pero aplicándose a los alojamientos rurales.

A parte de estos factores, hay que tener en cuenta otra serie de consideraciones. Si vas a viajar en grupo, habrá que buscar casas con capacidad para varias personas. A razón de este hecho, las actividades que se vayan a realizar en grupo también tienen que estar presentes en la elección.

En estos casos, la elección de todo lo concerniente a la casa rural y las actividades puede conllevar algún quebradero de cabeza mas que si la elección es entre dos personas o tres. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es llegar a un consenso de grupo.

Si viajas en soledad, todas las complicaciones se ven reducidas a las necesidades personales y lo que te apetezca hacer en ese momento. La mayoría de las actividades suelen requerir de una reserva anticipada, sobre todo cuando se trata de grupos. En el caso de que se viaje solo o sola, seguro que siempre hay un hueco por muy concurrido que este el alojamiento.

Otra cuestión es si viajas en familia. Tener en cuenta las necesidades y peticiones de los más pequeños de la casa, es primordial para que todo salga bien. Lo mejor es que las casas rurales cuentan con un montón de opciones y actividades destinadas a los más pequeños y adaptadas a cada edad. Juegos, rutas, actividades rurales como por ejemplo aprender a elaborar algún producto artesano… Si las casas rurales son excelentes para un adulto, para un niño lo será más. En un entorno rural aprenderá sobre el propio entorno, la naturaleza y que no es necesario tener un videojuego para disfrutar de la vida.

Todo eso sin contar con que habrá más familias con niños para que puedan socializar y estar entretenidos, además de la posibilidad de poder despreocuparse de ellos mientras realizan actividades bajo la supervisión de monitores u otros adultos.

Puesto que la gran mayoría de las casas rurales cuentan con zonas de ocio para realizar actividades como juegos de mesa, billar, futbolín o salas de cine, es conveniente saber si la que te interesa ofrece estas opciones. Son muy útiles en el caso de que tus excursiones se vean anuladas por cualquier motivo o el tiempo no te permita a realizar alguna otra actividad al aire libre.

Contar con la posibilidad de poder disfrutar de una tarde de juegos o incluso de contar con una sala de lectura, es un plus añadido.

Comprobar la cercanía del alojamiento rural a otros puntos de interés en el caso de que quieras visitar otros lugares cercanos. Si se trata de un viaje de turismo gastronómico, por citar un ejemplo, saber dónde están los restaurantes más valorados o donde se encuentra la mejor oferta de restauración de la zona.

En el caso de turismo enológico, buscar un alojamiento rural cerca de una bodega es una excelente opción para poder disfrutar de todo lo concerniente al mundo del vino.

Para la práctica de deportes de aventura, tan en auge como las casas rurales propiamente dichas, la oferta se abre como un abanico. La gran mayoría de alojamientos rurales, cuentan sino en sus propias inmediaciones, en las cercanías, con centros de actividades multiaventura donde poder disfrutar de todo tipo de deportes de aventura como la escalada, rutas en bicicleta o espeleología.

Ahora bien, si la pretensión es descansar y desconectar de la rutina. Alejarse de las multitudes, el ocio pretencioso y los amigos de la fiesta, lo mejor es buscar un entorno natural espectacular, alejado de todo pero que cuente con lo necesario para poder disfrutar de la escapada. Un espacio cómodo y acogedor donde puedas simplemente estar.

Podríamos seguir dando ideas y opciones, pues las posibilidades son prácticamente infinitas. Las casas rurales son una de las mejores alternativas para poder disfrutar de unas vacaciones, una escapada o unos días de desconexión.

Además, hay que tener en cuenta que, con el aumento del interés por este tipo de planes, las casas rurales cuentan con todas las comodidades posibles. Reformadas, pero con ese aire rústico; lujosas, pero sin perder el encanto, cálidas y confortables. Con las prestaciones de un hotel y la cercanía de un vecino de toda la vida. Sin duda, la elección de un destino rural, cada vez se torna más complicado, solo por la gran variedad y oferta que tenemos al alcance a día de hoy.

Explora más