¿Viajar por libre o en excursión organizada?

A la hora de planear un viaje surge una pregunta recurrente, ¿mejor viajar por libre o mejor inscribirse en una excursión organizada, preparada por gente con estudios y un grado superior en turismo como los que ofrece la Escola d’Estudis Superiors i Universitaris Formatic Barcelona?

30Sin duda, ambas opciones parten con sus propias ventajas e inconvenientes que, en muchos casos, dependen de la personalidad del propio viajero. Entre aquellos que gocen más de la aventura, sin duda conocer un nuevo lugar a su libre albedrío les será más apetecible. Partir de una situación de relativa ignorancia, solo con los consejos y recomendaciones básicas que se pueden encontrar en la guía turística de la biblioteca pública de nuestra ciudad de origen, es un poco peliagudo de inicio, sobre todo para los viajeros inexpertos o con escasa paciencia. Pero, al mismo tiempo, estimula en mayor medida la adrenalina y la emoción que comporta la experiencia. La ausencia de filtros y prejuicios necesaria para abordar de esta manera tan particular el viaje florece en un contacto más directo y estrecho con los nativos, puesto que estos han de ser quienes, desde su profundo conocimiento del lugar, aconsejen al forastero acerca de qué lugares merece la pena visitar, qué nuevos placeres gastronómicos debe degustar, qué lugares son más accesibles para dormir, qué lugares de espectáculos merecen más la pena y, por supuesto, dónde se encuentran. Las vivencias, entonces, se desarrollan de primera mano, de forma más íntima, sin tener que compartirlas con una marabunta de personas vestidas con horteras camisas floreadas y armados de cámaras de fotos y palos de selfies, ahondando en lugares que quizás pasan desapercibidos para las guías turísticas convencionales, por lo general parcas en la propuesta de riesgos y experiencias fuera de lo común.

Y, como es natural, lo que para uno son fortalezas, para otro son debilidades. Esa misma dependencia de los extraños del lugar puede ser tomada como una situación repleta de incertidumbre y que depende en exceso de una amabilidad para con el extranjero que puede no darse. O que, peor aún, se vaya a preguntar a la persona menos indicada que no dude en aprovecharse de unos turistas desprotegidos y desorientados. El viaje organizado proporciona la seguridad de que, a priori, por lo menos se va a contar con un alojamiento determinado, con un régimen de comidas conocido y con unos compañeros de viaje que garantizan que nadie va a perderse por los suburbios de una peligrosa megalópolis. La relación con los nativos se reduce, pero es posible que tampoco fuera a ser muy fluida si ese viaje era a un país donde se habla un idioma que, por desgracia, nos es desconocido. Y ni siquiera tiene por qué ser así, porque es bastante plausible que el guía que lidere la expedición sea natural del lugar y, dada su preparación específica, pueda desentrañar con datos de experto las maravillas que esperan al visitante, ansiosas para mostrar una belleza que no es reconocible a simple vista o sin las indicaciones adecuadas. Es decir, que el disfrute al completo de todo aquello que merezca la pena ver desde el punto de vista turístico se encuentra asimismo garantizada. La formación de los responsables de organizar el viaje así lo propicia. No hay más que ver, por ejemplo, los planes de estudio que completan los alumnos de la escuela de turismo de Barcelona Formatic, en concreto de su grado de turismo:

  • Gestión y planificación de espacios turísticos
  • Gestión y dirección empresarial en alojamientos turísticos (hoteles, balnearios, cámpings, clubes de vacaciones, alojamientos de turismo rural, multipropiedades, cadenas de empresas de alojamiento…)
  • Gestión y dirección en empresas de intermediación como agencias de viajes receptivas y emisoras y en operadores turísticos, mayoristas y todo tipo de empresas vinculadas.
  • Oficinas y centros de información turística en la Administración pública (Generalitat, Ayuntamientos, Diputaciones) y en las entidades privadas (asociaciones, etc.) 
  • Gestión de empresas de ocio y de tiempo libre como museos, exposiciones, ferias, congresos, parques temáticos, parques naturales, entidades deportivas.
  • Gestión y dirección en empresas de transporte aéreo, marítimo, fluvial, por carretera y ferroviario
  • Gestión y dirección en otros servicios logísticos, como compañías de alquiler de coches, seguros o banca

Explora más