Viajing.

Un tipo de viaje para cada momento

22 agosto, 2016
Un tipo de viaje para cada momento

Yo soy de esas personas que piensa que a lo largo de la vida se pueden hacer muchos tipos de viaje y con eso no me refiero al destino sino a la modalidad de viaje que decidamos hacer. Hace unos años me dio por el camping y os puedo asegurar que algunos de mis mejores recuerdos de risas y experiencias los he vivido en una escapada veraniega a algún camping español  y, desde luego, no descarto repetir en los años venideros pero también me ha encantado ir de viaje rural a casas de madera e incluso de lujo a hoteles de Spa así que ¿por qué optar sólo por un modelo de viaje? Yo quiero vivirlos todos.

Viajando con mascotas

Últimamente, algo en lo que me estoy fijando mucho es en destinos donde pueda disfrutar en compañía de mi perro. Me parece realmente injusto tener que dejar a mi perro al cargo de terceras personas pudiendo llevármelo yo. Por ejemplo, a principios de verano cogí el coche con mi novio y nos fuimos cinco días a Alicante con Terry, mi perro, y fue un viaje estupendo.

No sé si lo sabéis pero en Alicante se encuentra ahora una de las mejores playas caninas de europa, con servicio de hamacas, sombrillas e incluso un chiringuito donde venden aperitivos y bebida tanto para el humano como para el peludito. Es una auténtica pasada.

Está claro que si me voy a Roma no me lo voy a llevar, principalmente porque aunque me alojara en el mejor hotel que admitiera mascotas de toda la ciudad, el pobre perro pasaría más tiempo dentro del hotel que conmigo ya que no podría llevármelo a casi nada: dudo mucho que dejen pasar animales al Vaticano o al Coliseo así que ese tipo de viaje, más bien cultural, no es para hacerlo en compañía de mascotas. Sin embargo, ahora que ya es posible viajar con el peque en avión, estoy pensando en ir, de cara a la navidad, a Alemania, aún no sé a qué zona exactamente pero es un país donde dejan entrar a los perros hasta en los restaurantes.

Antes me daba más miedo eso de coger el avión y dejar a Terry en manos de azafatas de vuelo o compañías de envío que dejaban bastante que desear pero desde que conozco animalesporavion.com nunca dudo en llevar a mi perro conmigo porque confío totalmente en ellos, son auténticos expertos.

De relax

De todos modos ahora estoy pensando también en hacer un viaje algo más cercano, para finales de agosto que tengo una semana más de vacaciones, y por ahora me decanto por viajar en plan relax así que esta vez Terry se quedará en casa. He pensado en ir a Andorra, al balneario de Caldea porque no es un viaje demasiado largo ni demasiado caro y me ofrece lo que estoy buscando: relax, lujo y comodidad para unos días de descanso antes de regresar a la rutina diaria.

No sé por qué hay personas que se empeñan en cerrarse posibilidades optando sólo por un tipo de viaje. Por ejemplo, a aquellos que les gusta el lujo, si hay un año que no tienen demasiados ahorros ¿prefieren no viajar antes que optar por algo diferente? O aquellos a los que les gusta la fiesta, que está muy bien, ¿han probado a viajar a Ibiza y olvidarse de las discotecas para descubrir las mejores playas y calas de la isla? A mí me gusta probar todo y sólo cuando mi cuerpo deje de aguantarlo optaré por buscar únicamente alojamientos con ciertas comodidades pero, mientras tanto, variaré según mi estado de ánimo y mi economía pero jamás dejaré de viajar.