Qué ver en Tordesillas

Tordesillas está cerca de Valladolid, a unos 28 kilómetros. En cuanto se cruza el puente del medievo, a la derecha podemos ver una calle que cuenta con una reducida inclinación y que nos lleva a una Oficina de Turismo.

Su oficina está instalada en un edificio que tienen más importancia a nivel histórico, como son las Casas del Tratado, donde es el sitio donde se produjo el Tratado de Tordesillas, por el que las tierras de América fueron divididas, por parte de Castilla y de Portugal.

Conociendo más sobre Tordesillas…

Estos de unos palacios que están unidos, donde la planta de debajo se encuentra en en ladrillos. La fachada que nos muestra los atractivos escudos de carácter nobiliario de los propietarios.

En el interior se encuentra el Museo del Tratado de Tordesillas y la Exposición de Maquetas “Grandes Miniaturas” que nos va a mostrar multitud de documentos y mapas en relación con el tratado.

Un tema que queremos dejar claro es que destacan aquí una serie de facsímiles que hay, tanto del mapa del mundo que hizo Juan de la Cosa, como del Tratado en cuestión. Su visita es de lo más gratuita y los horarios de visita son los mismos que tienen la oficina.

A la derecha se encuentra la Iglesia, actualmente denominado Museo de San Antolín en piedra y ladrillo, con una única nave donde existen una serie de capillas a los lados.

En él se encuentran unas inmejorables piezas que proceden de las iglesias de Tordesillas, entre las que se puede ver un Cristo Yacente perteneciente a Gregorio Fernández y más obras de art que realmente merece la pena ver mucho y que son de indudable atractivo, por lo que merece la pena verlas, sin duda. Otra cosa que es digna de mención es que mediante una escalera de caracol es posible acceder al tejado y mirador de la iglesia, desde donde vamos a poder contar con una visión mucho más amplia, no únicamente del conjunto monumental que va a representar la propia villa, sino la Vega del Duero, donde el Puente es el primer protagonista.

Seguimos, después de unos jardines, donde el Real Monasterio de Santa Clara, con su construcción en estilo mudéjar es el protagonista. Hablamos de que fue el palacio donde Alfonso XI fue construido en la victoria militar del salado y que después pasará a convertirse en un convento para monjas.

A la hora de hablar del edifico de manera más concreta, el mismo responde a un esquema de palacio al estilo musulmán con grandes estancias sobre un patio con pórticos.

El prebisterio está cubierto con una gran armadura mudéjar, que se decora con las lacerías y piñas mozárabes. Aquí el retablo mayor del renacimiento y ejecutado con alabastro. Aquí en el evangelio pasan a abrirse 3 capillas, donde sobresaldrá la Capilla perteneciente a los Saldaña.

De igual forma, separados del conjunto del monasterio están situados de los Baños ÁRABES del siglo XI, los cuáles se relacionan estrechas de los ejemplares de estilo islámicos de Andalucía y la zona del Levante, donde las estancias se regulan mediante una temperatura escalonada.

El Real Monasterio donde quedó recluida por la reina Juana I que se la conoce como Juana la Loca. Es posible ver un órgano realejo que le pertenezca, además de colecciones de esculturas, pinturas o muebles.

Una visita de lo más interesante…

Si queremos seguir con la visita, en una de las calles que giran a la izquierda, después de visitar Santa Clara, podemos llegar a lo que era la iglesia de Santiago en el siglo XVI.

Si giramos a la izquierda de nuevo, es posible enfilar con una de las calles principales de Tordesillas, en las que se va a situar la Iglesia de San Pedro, perteneciente al siglo XVI en estilo gótico.

En esta calle, es posible llegar hasta la Plaza Mayor totalmente porticada en la que está el Ayuntamiento. Un sitio que es de lo más recogido, cálido y que nos ayuda a sentarnos en la terrazas que se pueblan en las tardes veraniegas y cuando el sol aprieta más.

La ruta pasa a seguir hacia el mismo norte, de tal forma que se llegue hasta más iglesias, donde la Iglesia de Santa María, la que se puede ver la torre de forma clara en la autovía que llega a conducir a Valladolid.

La construcción comienza en el siglo XVI de estilo gótico, por sus influencias escurialenses y finaliza con un estilo clasicista. Hablamos de un templo de dimensiones de gran tamaño, piedra y ladrillo, donde hay una única nave que se cubre con bóveda de cañón con lunetos. Por ello, nos aproximamos hasta la iglesia de San Juan Bautista con su torre clasicista tan esbelta.

Después de todo lo que hemos dicho, es cierto que se pueden considerar como un exponente importante en el arte de este pueblo, pero también es verdad que hay otros que merecen toda atención. Así nos podemos encontrar con el Convento del Carmelo, donde destaca la fachada y el patio de orden toscano.

Existen dos hospitales que se conservan en el centro del pueblo, lo que nos puede dar una idea de la pujanza que había en el pueblo hace unos siglos, pues era uno de los principales pueblos de Castilla y una zona también de paso bastante afamada

Hay Dos ermitas, las cuales forman parte de su  gran conjunto urbano artístico, la Ermita de las Angustias y la de la Virgen de la Peña.

La primera al venir de Valladolid por la entrada, con el arco de medio punto y su pórtico realizado en madera que se apoya en columna de piedra, estando la segunda ubicada en la margen del Duero izquierda. Además, conviene no olvidar que también esta Virgen es la patrona de la población.

Como habéis podido ver, Tordesillas bien merece una visita, pues es de esos lugares que merece la pena conocer y que como nos dicen desde uno de los hoteles más entrañables del pueblo, como es hotelrealdecastilla.com, sorprenden por la gran cantidad de cosas que se pueden hacer.

Explora más