mayo 2016

Pierde la vergüenza y disfruta

A veces viajar nos da la posibilidad de perder un poco la vergüenza, en el buen sentido. Estaba trabajando en las Islas Canarias cuando mi sobrina vino a verme y lo que ella no sabía es que yo le tenía