Viajing.

Viajar en autocaravana

20 diciembre, 2016
Viajar en autocaravana

Nunca he hecho un largo viaje sobre cuatro ruedas… bueno, ni corto ni pequeño porque nunca he viajado en autocaravana. Es algo que siempre he tenido pendiente y uno de mis propósitos para este nuevo año que entra es hacerlo realidad. No sé aún adónde quiero ir porque hay rutas realmente interesantes, en campingsalon.com he encontrado rutas por Eslovenia, la Toscana, Asturias, e incluso Chequia, y aún no sé qué hacer.

Lo primero es comprar o alquilar la autocaravana. Mi primera opción era el alquiler pero si quiero hacer un viaje largo me voy a dejar un buen dinero, y si el año que viene quiero repetir tendría que volver a pagar, así que creo que al final el alquiler no sale rentable si tienes pensado viajar mucho con ella. Creo que me voy a meter en un préstamo para comprarme una y, probablemente, lo pediré mayor para que el primer viaje sea por todo lo alto. En Caravanas-cruz.com he visto algunos modelos que realmente han llamado mi atención pero aún no he terminado de decidirme.

A tener en cuenta

Luego está el problema de los desafíos. Sé de buena tinta que quien nunca ha viajado con autocaravana lo ve todo sencillísimo pero luego, cuando realmente está metido en el ajo, se da cuenta de que hay algunas cosas que le habría gustado tener en cuenta previamente y, por eso, yo me he estado informando bien.

  1. Agua. Si te vas a un camping no sueles tener problema pero si, como yo, lo que pretendes es coger la autocaravana y hacer una buena ruta llena de aventuras y cuánto más larga mejor, puedes encontrarte con el problema de agotar tus reservas de agua antes de tiempo, por eso tenemos que q calcularlas muy bien antes de salir. Por lo que he leído, las autocaravanas permiten hacer una vida normal en ellas durante 2 días, más o menos, y el cálculo está realizado teniendo en cuenta el consumo habitual de agua para beber de cuatro personas. En mi caso iríamos sólo dos por lo que probablemente podría alargar esa agua hasta 4 días pero lo voy a dejar en 3 para no pillarme los dedos. Pasado ese tiempo es probable que haya que pasar la noche en un camping para proveer al vehículo de agua potable y electricidad, para cargar las baterías de móviles, cámaras fotográficas o de vídeo y demás aparatos, así como para vaciar el depósito de aguas sucias. Eso significa que puedo estar tres días en ruta y luego tengo que programar una parada en camping.
  2. Aparcamiento. Los centros urbanos no suelen permitir la entrada de autocaravanas. Normalmente, los casos históricos acostumbran a estar plagados de calles estrechas y muy concurridas, por lo que es recomendable buscar un buen parking alejado del centro para dejar el vehículo.
  3. Carga de gas. Ten en cuenta que llevas gas a bordo para poder cocinar y calentar el agua para la ducha lo que significa que la precaución con este tipo de cosas ha de ser extrema. Una fuga de gas, por rotura de sus conductos, en una colisión, puede originar la explosión y el posible incendio del vehículo así que hay que tener mucho ojo con esto. Además, si cruzas fronteras debes tener en cuenta que la policía fronteriza accederá al vehículo para inspeccionarlo y asegurarse el tipo de gas que transportas, la cantidad y de que todo está en correcto estado.
  4. Robos. Las autocaravanas son una perita en dulce para los ladrones. Ten en cuenta que cuando sales de ella estás dejando tu vida dentro del vehículo y los ladrones querrán acceder a él para hacerse con todo lo que tengas de valor en su interior. No dejes nada a la vista, jamás, y llévate siempre la documentación y el dinero contigo. Deja sólo la comida y la ropa en la autocaravana y, por supuesto, no metas nada que sea innecesario.