Viajing.

Piscina: sinónimo de calidad de vida

22 Agosto, 2016
Piscina: sinónimo de calidad de vida

¡Qué gozada cuando llega el verano y por fin podemos escapar de la rutina y el estrés que nos asolan día tras día! Ésta es la época del año que esperamos de manera permanente. Cuando llega, solo queremos cambiar de aires y visitar otro tipo de lugares que nos alejen, al menos de manera temporal, de los quebraderos de cabeza del trabajo y de los ruidos de la ciudad.

Para escapar de esa rutina las opciones que podemos manejar son varias: podemos escoger desde ir a la playa (la más elegida y valorada) hasta viajar a la montaña, pasando por la típica escapada a los pueblos de origen a visitar al resto de la familia.

Mi mujer y yo decidimos hace algunos veranos que lo que queríamos era marcharnos cada verano a un sitio más bien tranquilo del interior peninsular. Comenzamos a ver qué nos podía complacer más y finalmente nos decantamos por comprar una pequeña casa rural en un pueblecito. Lo cierto es que la casa que compramos tenía prácticamente de todo: varios dormitorios bien equipados, salón, cocina, garaje, pista de tenis…pero no tenía el elemento fundamental y más preciado durante los meses de calor: una piscina.

Como teníamos terreno suficiente, nos planteamos la posibilidad de construir una piscina para terminar así de completar unas instalaciones que para nosotros iban a ser de auténtico lujo. Nos informamos y dimos con una empresa, cuya página web es www.piscinasdtp.com, que se dedica a la construcción de estas estructuras. Como nos convencían sus prestaciones, nos animamos y les contratamos para que llevaran a cabo las obras de construcción de la piscina para nuestro recinto, una piscina que queríamos que tuviera diferentes profundidades.

A pesar de que esto último complicaba el trabajo, la empresa realizó todas las obras en un tiempo aceptable y no tuvimos que esperar demasiado para comenzar a disfrutar de nuestra piscina y de todas sus ventajas. Cuando invitamos al resto de nuestra familia y a nuestros amigos, nos dijeron que no nos habíamos equivocado con nuestra elección.

En el aspecto económico también terminamos contentos. Mi mujer y yo teníamos bastante miedo en un principio ante la acometida de una obra de este estilo, pero el presupuesto que nos dieron desde la empresa entraba dentro de nuestras posibilidades y pudimos afrontar su pago sin ningún temor.

Las casas rurales con piscina, a la orden del día

Hoy en día, la modalidad turística de las casas rurales está más viva que nunca. Grupos de amigos, familias enteras, parejas y demás grupos buscan, especialmente durante el verano, un lugar para el asueto y la calma. Todos esos grupos se informan acerca del equipamiento que ofrece la vivienda y valoran especialmente que posea piscina. Tanto es así que sin ese elemento es prácticamente imposible alquilar una casa rural en España.

A nosotros al principio nos pasó eso. Mientras no estábamos allí poníamos anuncios para alquilarla por fines de semana. Cuando no teníamos piscina y así lo comunicábamos, muchos grupos de amigos se echaban para atrás, pero desde que la construimos sí que tenemos una demanda superior.

Los próximos días es nuestro turno. Estamos preparando las maletas para pasar en nuestra casa rural lo que queda del mes de agosto. El tren que cogeremos nos conducirá a ese oasis de paz y de tranquilidad que nos hemos ganado durante el resto del año. Un oasis en el que, esta vez sí, podremos disfrutar del baño más relajante del verano.