Viajing.

Bora Bora, un auténtico paraíso en la tierra

30 Abril, 2017
Bora Bora, un auténtico paraíso en la tierra

Arenas blancas, aguas turquesa y románticas puestas de sol, es Bora Bora.

En la Polinesia Francesa, dentro de las Islas Sociedad, se encuentra Bora Bora, una de las Islas de Sotavento. Es una isla de reducidas dimensiones, en el centro un volcán extinto, y rodeándolo, una laguna, que se separa del mar por un arrecife.

Actualmente Bora Bora vive prácticamente del turismo y es una de las islas más visitadas de la Polinesia Francesa, alojando a una media de unos 20.000 turistas al año. Debido a su extraordinaria belleza, esta isla es conocida como la perla del pacífico, y recibió, en 2007 el premio “Marianne d’Or”, en su reconocimiento a su labor en la protección del medio ambiente, y se le ha concedido la bandera azul de Europa en repetidas ocasiones. En el año 2011, se creó un centro de observación de la vida marina orientado a las tortugas en 2011.

La isla, es un auténtico paraíso terrenal, por lo que es el destino ideal para las lunas de miel o escapadas románticas.

Hoy, escribo tumbada al sol, sobre cálidas y claras arenas, sin más preocupaciones que las de conseguir mi próximo cóctel.  La suerte me sonríe, me ha tocado la lotería y soy feliz. Después de tantos años jugando, se ha cumplido mi gran sueño, a saber, darme la gran vida. Así que ahora estoy aquí en esta isla paradisíaca descansando al sol y viviendo una experiencia única e inolvidable y todo gracias a La Diosa Fortuna, la Administración de Loterías Nº 3 situada en Xàtiva (Valencia), pero también ofrece la posibilidad de jugar online y así lo hice, y ahora soy rica. Sólo de decirlo me parto. Hacer el pedido en la web es como jugar directamente en la aministración ya que lascompras son gestionadas directamente por ésta, sin intermediarios, sin gastos, ni comisiones… En todos estos años La Diosa Fortuna ha agraciado a sus clientes con 15 Premios Gordos de Lotería Nacional Bono-Loto y La Primitiva superando los 200 millones de euros en premios. El que la sigue la consigue, ¡Gracias, Diosa Fortuna!

Mi boda polinesia

La oferta turística en Bora Bora es infinita, desde excursiones en canoa o en piragua hasta espectáculos culturales como sus populares danzas.

Su gastronomía, fusión de la cocina tradicional de la isla con la francesa ofrece deliciosos y exóticos sabores, y sus cócteles… no tengo palabras para describirlos.

Pero si hay algo que atrae especialmente a los y las turistas son las tradicionales bodas polinesias. Así que aprovechando la estancia, me he casado. ¿Con mi novio de toda la vida? Pues no. He venido sola a la isla, y aquí he conocido a un guapo nativo. Casi no puedo pronunciar su nombre, y mucho menos escribirlo. Pero Bora Bora es lo que tiene, nunca sabes con quién te acabarás casando…

Por suerte estas bodas no tienen reconocimiento legal, pero son super bonitas, con la puesta de sol de fondo y con él novio llegando en canoa hasta la orilla, a la que novia ha llegado subida en un trono, el Trono de Ratán.